Pieza realizada por Giorgia Friscia en ocasión del décimo aniversario del área de Diseño Digital del IED de Madrid, tesis 2011.

Se trata de una lectura personal de la forma en la que el diseño digital se integra en el mundo, influye y hace florecer una nueva forma de belleza, que no pertenece a la naturaleza en sí, sino que es creación del hombre, que a ella se inspira y que permite que la imaginación de vuelva visible en una forma diferente y bella, a veces asombrosa.

Esta a sido realmente una ocasión para desarrollar la pieza: lo de la semilla, la transformación y del crecimiento son temas que realmente nos pertenecen y tocan a todos, en cualquier ámbito, y es el recorrido mismo de la vida de cada uno.